Blog

Lo último en Sem, Seo y mucho +

¿Es el SXO el futuro del SEO?

19 de Septiembre de 2017 a las 17:56

Aterriza el SXO. No es más que una evolución del SEO. Una vuelta de tuerca a la forma en que posicionamos nuestro contenido en Internet. Parece que va a ser el futuro y te explicamos por qué. 

User experience (experiencia del usuario), o, simplemente, UX, es la primera gran clave del SXO. Esta nueva forma de entender el marketing de contenidos requiere un cambio de mentalidad. El posicionamiento de palabras clave y el número de enlaces externos e internos irán perdiendo peso en la forma en la que los buscadores posicionan artículos o páginas web. Así para el SXO  o Search eXperience Optimisation lo importante es saber (con datos, no intuiciones) qué quiere el usuario. Y dárselo como parte de la mejor experiencia posible. 

Por lo tanto, se trata de la tendencia hacia la que están evolucionando los buscadores. Factores como repetir las keywords o contar con una URL con las palabras clave, van a ir perdiendo importancia en el futuro. 

El Search Experience Optimization busca conectar emocionalmente, ya no solo en la forma, sino también en el fondo, con el usuario. 

Plan de acción

Aunque hasta hace relativamente poco tiempo los contenidos se creaban exclusivamente para ser atractivos a los ojos de los robots, no hay que olvidar que los contenidos los leen las personas, y deben estar orientados a satisfacer sus necesidades, dudas y problemas. Define tu plan de acción, y genera contenido en torno a él.

El tiempo es clave 


Según muchos estudios,  la gran parte de los usuarios que visitan una página web se esfuman antes de los primeros 10 segundos. Por lo tanto, tienes 10 segundos para convencer a tus usuarios que se queden contigo, y para conseguirlo deberás tener una respuesta que genere confianza y credibilidad a su pregunta, y que esa respuesta sea accesible.


Optimizar la usabilidad y la experiencia de usuario


Te permitirá saber si los objetivos de los clientes potenciales se están cumpliendo, o no. Concéntrate, sobre todo, en las páginas que reciben mayor volumen de tráfico orgánico, y haz test A/B para conseguir detectar qué es lo que realmente están demandando tus usuarios.

Titles y meta-descriptions


Los titles y las meta-descriptions siempre han sido importantes para el posicionamiento orgánico. Por ejemplo, si entendemos cada búsqueda del usuario como una pregunta, el propio resultado en sí es la respuesta a esa pregunta, y los tiles y las metadescriptions la promesa en firme de que vas a encontrar la mejor respuesta a la pregunta.
La mayor parte de las búsquedas son preguntas. Así, el trabajo como creador de contenido debe tener, como fin último, dar respuestas. De hecho, para el 20% de las búsquedas el propio Google ya da una respuesta directa. Si es la tuya, mejor que mejor.


Investiga las palabras clave en profundidad 


Las keywords siguen estando ahí, aunque más como punto de partida que como objetivo final. Una buena investigación de palabras clave (sobre todo de las llamadas long tail) y conceptos relacionados puede darte una idea muy completa de lo que quieren los usuarios que llegan a tu página.

El SEO no está muerto, solo está en constante cambio.


Comentarios

Volver atrás